Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 24 de agosto de 2012

PLAN P/ ESTABLECER EL COMUNISMO EN VENEZUELA. PLAN CHAVEZ 2013-2019

Comentariossobre los aspectos económicos del Programa de Gestión 2013-2019 del CandidatoHugo Chávez
RonaldBalza Guanipa
30.07.12
El Programa deGestión 2013-2019 presentado por el Presidente Chávez para su tercerareelección es consistente con el Primer Plan Socialista de la Nación 2007-2013.También con el conjunto de leyes vinculadas con el denominado Poder Popular,aprobadas entre 2008 y 2012 y redactadas a partir de la propuesta de reformaconstitucional rechazada en el referéndum de 2007. Describe el modeloproductivo socialista en los mismos términos de la Ley del Sistema EconómicoComunal, la Ley de Comunas y la Ley de la Gran Misión Saber y Trabajo, entreotras. Coincide con el Libro Rojo del PSUV, aprobado en abril de 2010, queestablece que “la propiedad privada de los medios de produccióndetermina encualquier sociedad las relaciones detrabajo, las relaciones humanas y todos losaspectosde la vida, negando los objetivos de una sociedadhumanista, solidaria,socialista [a pesar de lo cual] no es menoscierto que la transición en elactual momento dela humanidad, exige una cuidadosa evaluación decada paso atomar”. En consecuencia, el Programaanuncia la necesidad de admitir unacoexistencia transitoria con la “lógica del capital” y las “relaciones detrabajo disfrazadas de trabajo asalariado”, cuya futura supresión es uno de susobjetivos fundamentales. Para ello prometeproceder “paso a paso” en la creaciónde una nueva ética socialista, de nuevas relaciones sociales y de nuevas formasde propiedad que respondan a las disposiciones de un planificador central,encarnado por el Presidente de la República. A continuación se examinanaspectos esenciales.
1.      Elmodelo productivo como “tejido” planificado por el Presidente
Elmodeloproductivo socialista es descrito en el Programa como un “tejido”, quedebe generarse “bajo un nuevo metabolismo para la transición al socialismo”.Las “células” de dicho tejido serían las Comunas, definidas en diversas leyescomo “espacios geohumanos”. En dichas células el Programa promete “impulsarnuevas formas de organizaciónde la producción que pongan alservicio de lasociedad los medios de producción”. Estas nuevas formas serían “injertosproductivos” que tendrían “políticas de asociación entre sí bajo formas deconglomerados para multiplicar su escala”. Las analogías biológicas sugieren unser vivo, “orgánico”. El llamado “ser colectivo” del Primer Plan Socialista2007-2013 ejerce “directamente” el poder, es “soberano” y no admite diversidadde intereses individuales.Dicha concepción admite un único cerebro para dichoorganismo, localizado en la Presidencia de la República, al que se atribuye lacapacidad y la autoridad de planificar el comportamiento de sus“células”.Independientemente del tipo depropiedad, todas las formas deproducción tendrían que responder a las directrices de un único planificador.
2.      Laredistribución de la población y la indivisibilidad de la comunidad
El únicoplanificador procuraría la redistribución y asignación de la población en elterritorio “en los sistemas comunales de agregación: Consejos Comunales, Salasde Batalla Social, Comunas Socialistas, Ciudades Comunales, Federaciones yConfederaciones Comunales, para el fortalecimiento de las capacidades localesde acción sobre aspectos territoriales, políticos, económicos, sociales,culturales, ecológicos y de seguridad y defensa de la soberanía nacional”. Lascélulas geohumanasestarían conformadas por comunidades “indivisibles” fijadasen el territorio, según las leyes de Comunas y Consejos Comunales. Independientementede su deseo de formar parte o no de este tipo de sistemas, el Programa deGestión anuncia que “alrededor del 68% de los venezolanos del año 2019(30.550.479) vivirán en subsistemas de agregación de Comunas”, por lo queobligatoriamente tendrían que participar en “la construcción de un subsistemade Comunas, Distritos Motores de Desarrollo y Ejes de Desarrollo Territorial,en consonancia con las potencialidades territoriales y acervo cultural de loshabitantes de cada localidad, atendiendo a la sintonía y coherencia con losplanes de Desarrollo Estratégico de la Nación”.
3.      Másexpropiaciones para crear nuevas organizaciones socioproductivas
En estascondiciones, el Programa anuncia “proyectos en las áreas de Automotriz,Electrodomésticos, Materiales de construcción, Transformación de plástico yenvases, Química, Higiene personal y para el hogar, Farmacéutico,Agroindustriales, Informática y electrónica, Maquinaria y equipos, Forestal,pulpa y papel, Soporte de la producción, Textil y calzado, Hierro Acero,Aluminio; así como girar un mecanismo de planificación centralizada, esquemapresupuestario y modelos de gestión eficientes y productivos cónsonos con latransición al socialismo”. Dado que el Sistema Económico Comunal que elPrograma promete desarrollar se sostiene únicamente sobre “empresas depropiedad social, unidades familiares, grupos de intercambio solidario y demásformas asociativas para el trabajo”, la aplicación del Programa requerirá de laaceleración de las expropiaciones de empresas y activos privados, así comode lamudanza de las relaciones de trabajo asalariadas a otras no asalariadas.
4.      Planificacióncentral según el sistema presupuestario de financiamiento
La planificacióncentralizada que el Programa promete fortalecer implica el“direccionamiento delas cadenas estratégicas de la nación” y el desarrollo de“una nuevaarquitectura financiera sobre la base del sistema presupuestario definanciamiento”. Este sistema fue descrito con detalle por el Che Guevara en1964, y sus rasgos pueden identificarse en el Programa y en las leyes del PoderPopular. En palabras de Guevara, ”el sistema presupuestario de financiamientose basa en un control centralizado de la actividad de la empresa; su plan ygestión económica son controlados por organismos centrales, en una formadirecta, no tiene fondos propios ni recibe créditos bancarios, y usa, en formaindividual, el estímulo material, vale decir, los premios y castigos monetariosindividuales y, en su momento, usará los colectivos, pero el estímulo materialdirecto está limitado por la forma de pago de la tarifa salarial”. Guevara seoponía explícitamente a la autogestión, puesto que para él “la planificacióncentralizada es el modo de ser de la sociedad socialista, su categoríadefinitoria y el punto en que la conciencia del hombre alcanza, por fin, asintetizar y dirigir la economía hacia su meta, la plena liberación del serhumano en el marco de la sociedad comunista”. Al explicar el sistemapresupuestario de financiamiento, comenzó aclarando “que lo que nosotrosbuscamos es una forma más eficiente de llegar al comunismo”. En este punto, elPresidente Chávez no ha tenido la honestidad de Guevara.
5.      Intervenciónradical del sistema bancario
El Libro Rojodel PSUV anuncia como una vía para lograr la “ruptura de los mecanismos definanciarizaciónde la economía” la “creación de una banca estatal sólida,transparente,eficiente y solidaria en capacidadde promover el crédito comoapalancamientode una economía productiva ymantener la estabilidad financiera”.Sin embargo, teniendo en cuenta que el propósito del PSUV es colocarse “alservicio del tránsito del capitalismo al socialismo,transformandoprogresivamente las relaciones deproducción, de intercambio y de propiedad delosmedios de producción”, es de suponer que la creación de la banca estatal nosupone coexistencia con una banca privada en las condiciones actuales.
El Programa deGestión advierte el propósito de crear una nueva “red de organizacioneseconómico financieras que gestionan, administran, transfieren, financian, facilitan,captan y controlan los recursos financieros y no financieros, retornables y noretornables, administrados por las comunidades y diferentes organizaciones debase del Poder Popular”. El Programa anuncia la intervención radical sobre elsistema bancario y financiero en general, al prometer “generar mecanismos decirculación del capital, que construyan un nuevo metabolismo económico para elestímulo, funcionamiento y desarrollo de la industria nacional tanto en fuentesde financiamiento, dinámicas de escala productiva como sistema de flujo derecursos que enfrenten la lógica del capital” y “ampliar los novedososmecanismos de ahorro para la población venezolana, tales como el Fondo deAhorro Nacional de la Clase Obrera y el Fondo de Ahorro Popular”.
6.      Eliminaciónprogresiva del trabajo asalariado y de las relaciones laborales protegidas porla LOTTT
El Programa deGestión 2013-2019 establece el propósito de extender el alcance de la ley delSistema Económico Comunal, impulsando “una política de reinversión social conlos recursos generados por las comunidades organizadas con el fin de masificarel aporte corresponsable para la satisfacción de sus necesidades yaspiraciones”. Según esta ley, los trabajadores son denominados productores oprosumidores y no reciben salarios, sino una “remuneración justa” que determinael Ejecutivo junto con la obligación de reinvertir “excedentes” en los montos ydestinos establecidos en el Plan de la Nación. A pesar del poder de decisióndel Ejecutivo, este no se reconoce a sí mismo como patrono ni a lostrabajadores del Sistema como asalariados. Esto implica necesariamente reducirel alcance de la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores,por lo que prestaciones por antigüedad, bonos vacacionales, indemnizaciones pordespido y sindicatos serían conceptos que quedarían asociados a la “lógica delcapital” y serían progresivamente descartados.
Algo similarocurre con la Ley que define la Gran Misión Saber y Trabajo, escrita en los mismostérminos del Programa de Gestión 2013-2019. La Misión estaría dirigida aquienes estén bajo “condición absoluta de desempleo”, si están “dispuestos” aparticipar en programas obligatorios de “formación técnica profesional y éticopolítica”, y en organizaciones socioproductivas para el “fomento de un modelode injertos productivos para el tramado de transición al socialismo”. A pesarde ser “establecidos” como Brigadas en espacios ATRABAJAR (creados y definidospor el Ejecutivo Nacional), los desempleados no pasan a llamarse trabajadores,sino “beneficiarios”. La participación popular se limita a “proponer y formularpolíticas de gestión… en los términos y condiciones dispuestos en los programasrespectivos, basados en los principios de corresponsabilidad, complementariedady socialismo”. Los estímulos a la producción no tienen relación con salarios,antigüedad, horas extra, horario nocturno o bonos de productividad: la ley sólose refiere al acceso a formación, asistencia técnica, tecnologías y a un sistemade distribución que “el Estado deberá diseñar y construir”, estableciendo elmismo Estado destinatarios preferentes y ventas permitidas.
Que en estasleyes no se mencione el salario, pero se haga referencia a planificación, debersocial y reinversión social del excedente es consistente con las ideas deGuevara. Según él, “la concepción individualista” tras “el estímulo materialdirecto” influye “sobre la conciencia frenando el desarrollo del hombre comoser social”. Aunque premios materiales para estimular sobrecumplimiento sobreel trabajo “normado” por el planificador central serían “un mal necesario de unperíodo transitorio” (destinado a ser sustituido por la “emulación” y el“trabajo voluntario”), Guevara no duda advertir que “el no cumplimiento de lanorma significa el incumplimiento del deber social; la sociedad castiga alinfractor con el descuento de una parte de sus haberes. La norma no es unsimple hito que marque una medida posible o la convención sobre una medida deltrabajo; es la expresión de una obligación moral del trabajador, es su debersocial. Aquí es donde deben juntarse la acción del control administrativo conel control ideológico”. Tal control sería inevitable, porque “no hay, o no seconoce, una norma matemática que determina lo justo del premio desobrecumplimiento (como tampoco del salario base) y, por tanto, debe basarsefundamentalmente en las nuevas relaciones sociales, la estructura jurídica quesancione la forma de distribución por la colectividad de una parte del trabajo delobrero individual. Todo esto nos muestra que la amplitud de los fondos dereserva depende de una serie de decisiones político-económicas opolítico-administrativas”.
7.      Imposiciónde valores “legitimados” por el Estado pretendiendo educar para lasubordinación
A pesar de lasmúltiples referencias al autogobierno y la participación, el Programa deGestión 2013-2019 y las leyes del Poder Popular ponen en primer lugar elobligatorio cumplimiento del Plan y la sujeción inapelable a los “valores yprincipios socialistas” que, según la Exposición de Motivos de la Ley deComunas, “expresen el contenido político del modelo socioeconómico legitimadopor el Estado”. Aparte deafirmar quevalores humanos generalmente aceptadosdeben pasar por el tamiz del socialismo (como la solidaridad, el amor, laequidad de género y la lucha contra la corrupción), el Programa incluye comonuevos valores la conciencia del deber social y la lucha contra el burocratismo(un mal paradójicamente asociado a la planificación central). Para lograr estosobjetivos, el Programa anuncia el propósito de “adecuar el sistema educativo almodelo productivo”, lo que implica “adecuar los planes de estudio en todos losniveles para la inclusión de estrategias de formación de valores cónsonos conla nueva sociedad que estamos labrando”, “promover la producción de textosescolares para generar consciencia y formar críticamente las nuevasgeneraciones” y consolidar “la transformación universitaria en torno a … losobjetivos estratégicos del proyecto nacional Simón Bolívar”.Estas políticasdesconocen el artículo 2. de la Constitución vigente, que estableceexplícitamente que “Venezuela se constituye en un Estado democrático y socialde Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de suordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, laigualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, engeneral, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.
8.      Profundizaciónde la dependencia del petróleo
El Presidenteacepta en su Programa que “la formación socioeconómica que todavía prevalece enVenezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismoapenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo interno entre nosotros”.Por tanto, no puede atribuir el crecimiento económico ni la reducción de lapobreza ni el mejoramiento del IDH registrados durante los últimos años a laaplicación exitosa del socialismo. Por el contrario, estos resultados, así comola elevada inflación (a pesar de controles de precios) y las cuatrodevaluaciones que ha autorizado desde que impuso el control de cambios en 2003dan cuenta del uso abusivo durante 13 años de los mismos mecanismos que, comoes bien sabido desde mucho tiempo atrás, provocaron la crisis económicavenezolana de los 80 y 90 del siglo XX.
El Programa deGestión coloca como primer objetivo “la defensa de la Independencia Nacional”,lo que implicaría “preservar la soberanía sobre nuestros recursos petroleros enparticular, y naturales en general”. Sin embargo, un Programa que admite unúnico planificador y un lema de campaña que identifica a su candidato como“corazón de la Patria” hace muy evidente que el Presidente sólo procura su propiaindependencia del resto de los venezolanos. Su pretensión de personificar alpueblo y al Estado, de ser el corazón de la Patria,de ser el “representante delinterés colectivo de todos los venezolanos”, le ha llevado al extremo deafirmar que quien no sea chavista no es venezolano. El manejo que ha realizadode los extraordinarios ingresos petroleros recibidos desde 2003, de los cualesno se ha ahorrado ni se ha hecho adecuada rendición de cuentas, no es unejemplo de soberanía nacional, sino de arbitrariedad individual con apoyopartidista. Por el contrario, el endeudamiento creciente de la República y dePDVSA sin correspondientes inversiones reproductivas ha hecho depender losgastos imprescindibles en educación, salud, vivienda y seguridad de precios petrolerosvolátiles y de la voluntad de prestamistas venezolanos y extranjeros. No de losingresos ordinarios del gobierno.
La indispensableplanificación de la gestión pública debió garantizar a los venezolanos en los12 años que van de siglo la duplicación de su capacidad productora de petróleo,la estabilidad del suministro eléctrico y la protección de los derechos humanosde los privados de libertad. Dinero no faltó, y sin embargo el PresidenteChávez promete (otra vez) alcanzar estos objetivos de lograr su tercerareelección. Quien no pudo cumplir con sus responsabilidades en la planificaciónpública pretende convertirse en el único planificador en Venezuela. El Programade Chávez promete independencia y soberanía, pero para sólo para el Presidente,que impondría al resto de los venezolanos subordinación y obediencia en unadirección destructiva y empobrecedora.