Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 29 de noviembre de 2013


¿Y después de los precios rebajados?

El espectáculo del saqueo de Daka fue algo bochornoso, lamentable, triste, pues era indicación de la crisis económica y moral que reina en Venezuela. Eso fue sólo el comienzo, pues síntomas similares siguen presentes en los días actuales. El tráfico se ha hecho más enredado que nunca, pues cerca de los almacenes de electrodomésticos hay multitud de personas haciendo cola para comprar artefactos a precios rebajados por la acción del gobierno. Esta actuación del pueblo es lamentable, pues manifiesta que ha aceptado y secundado la penuria a que lo ha obligado el gobierno de hacer colas para todo, primero para comprar Harina Pan y los demás alimentos y ahora para comprar los artefactos electrodomésticos. En medio de este lamentable caos colectivo, los líderes del gobierno levantan la voz, llenos de orgullo, manifestando que con su brillante actuación están protegiendo el bolsillo de los venezolanos y a la vez están castigando a los especuladores hambreadores del pueblo. Y este show gubernamental, indudablemente de carácter político electoral, es creído por una buena parte del país, pero me encuentro entre los muchos que no lo creen. Si los precios han subido a niveles inalcanzables para la mayoría de los venezolanos se debe única y exclusivamente a las políticas económicas de este gobierno. Esas políticas son las responsables de la inflación galopante, de la escasez de dólares y del descenso inmenso del valor real del bolívar, todo lo cual causa una situación insostenible para los comerciantes, los cuales se ven obligados a subir los precios para poder subsistir. Indudablemente debe haber especuladores, pero existen porque el gobierno les brindó la oportunidad en bandeja de plata al no impulsar la producción y el abastecimiento.

La actuación, aparentemente, excelente del gobierno es similar a la que se ha presentado cuando se ha incendiado una refinería, por mala operación o falta de mantenimiento, y apagan el fuego en un día, por lo que se llenan de orgullo por su labor de apagafuegos, en vez de manifestar pena por el incendio ocurrido.

El siguiente paso anunciado será poner precio a todos los artefactos electrodomésticos, con lo que lograrán que muchos comerciantes cierren sus negocios y nos quedemos sin sitios donde comprar los aparatos necesarios para el diario vivir o que sencillamente los anaqueles se queden vacíos como quería Nicolás y cuando regresen unos pocos artefactos costarán más que antes de la presente crisis. El panorama futuro es horrible, no sólo faltarán los alimentos sino los artefactos necesarios para tener una vida decente como son los aires acondicionados, las neveras, las lavadoras, etc. Y todo ello se debe única y exclusivamente a las políticas económicas comunistoides de este gobierno que ha tornado la vida del venezolano en una verdadera tragedia.

ROBERTO MUÑOZ E.

robertom1940@hotmail.com

lunes, 25 de noviembre de 2013

AQUI SE HABLA DE POLITICA. HAY ALGUNOS POLITICOS FOSILES

»

Gustavo Roosen: Aquí se habla de política

Gustavo Rossen

Venezuela está sufriendo muchas formas de desesperanza. Una de las más peligrosas es, sin duda, la que nace de la pérdida de confianza en la política y los políticos. Son muchos los que atribuyen a la política todos los males. De verla con recelo e indiferencia se ha pasado en muchos casos a excluirla como tema de conversación y tratarla con rechazo e, incluso, repugnancia.
Suelen sobrar los argumentos, comenzando por las formas desfiguradas que ella ha adoptado muchas veces. Pocos vinculan el ejercicio de la política al bien común y al interés general. Son más los que la equiparan a corrupción, mentira, demagogia, ambiciones, juego sucio, búsqueda de provecho individual o partidista, promoción de una cultura del adversario como enemigo y del país como botín.
Estas deformaciones han hecho, desde luego, mucho mal a la democracia. Han generado desconfianza en sus instituciones. Han permitido la entrega del poder a los menos capaces, a los más ambiciosos. Han conducido al cambio de los métodos del diálogo por los de la imposición, de la búsqueda del bien común por el provecho personal. El abandono de la política o su desfiguración ha conducido a las desviaciones de la violencia, el abuso, el caos, la arbitrariedad. La pérdida de calidad y autoridad en los líderes ha dado lugar a la pérdida de su credibilidad y legitimidad y, en consecuencia, al debilitamiento de la gobernabilidad.
Son estas desviaciones las que han dado impulso a una corriente de antipolítica, frente a la cual podría argumentarse que la política está en todo, que es inherente a la vida en sociedad, que su negación solo daría la razón a Arnold Toynbee cuando decía: “El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan”. Sentado el rechazo a una política convertida en arte de la utilidad, la intriga, la corrupción, el desafuero, es preciso afirmar que el desprecio y el abandono de la política producen siempre más males que bienes. “Sembrando antipolítica no cosecharemos democracia”, ha escrito recientemente Luis Ugalde, y tiene razón.
En los momentos que vivimos, es importante rescatar el valor y la dignidad de la política definida por el expresidente checoslovaco Vaclav Havel como: “…Una de las maneras de buscar y lograr un sentido en la vida; una de las maneras de proteger y de servir a este sentido; como moral actuante, como servicio a la verdad, como preocupación por el prójimo, preocupación esencialmente humana, regulada por criterios humanos”. Vista así, lejos de ser un simple ejercicio burocrático, la política recupera su dignidad como instrumento para servir, unificar, dialogar, organizar, construir consensos, progresar como sociedad.
Que la política sea así depende de los ciudadanos, pero sobre todo de los políticos. Desde esta perspectiva, el político –el buen político– es fundamentalmente un servidor de la comunidad, un conductor creíble y honesto, honrosa posición comparable en la entrega a la mejor visión del sacerdocio. Pensar así del político es pensar en alguien dotado de coraje, responsabilidad, pasión, coherencia, honradez, honestidad, vocación de servicio. La función del buen político requiere visión, profunda convicción ética, sensibilidad, iniciativa, capacidad para tomar riesgos y responder a los desafíos cambiantes de la realidad. Del líder político se espera capacidad para representar el proyecto común y construir acuerdos, autoridad moral para promover los valores éticos y lograr el compromiso participativo de la sociedad, preparación para enfrentar la realidad, actitud previsora ante los escenarios de amenazas y oportunidades.
¿Tenemos derecho de aspirar a políticos honestos, creíbles y capaces? La buena política a la que aspiramos no se consigue, desde luego, sino con la participación ciudadana, una participación que no puede reducirse al acto de votar. La mejor política necesita de un ciudadano interesado, crítico, consciente de su responsabilidad, dispuesto a exigir pero, sobre todo, a aportar.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Otra tabla con costos del petroleo.

Costs for Producing Crude Oil and Natural Gas, 20072009
2009 Dollars per Barrel of Oil Equivalent1 actualizados al 2012 segun la AIE.
Lifting Costs Finding Costs Total Upstream Costs
United States Average $12.18 $21.58 $33.76
    On-shore $12.73 $18.65 $31.38
    Off-shore $10.09 $41.51 $51.60
All Other Countries Average $9.95 $15.13 $25.08
    Canada $12.69 $12.07 $24.76
    Africa $10.31 $35.01 $45.32
    Middle East $9.89 $6.99 $16.88
    Central & South America $6.21 $20.43 $26.64

correccion a mi articulo anterior, segun info. de la IEA. Internacional, agencia de energia con sede en Paris

  • Los siguientes son los costos de produccion de estas areas de produccion petrolera, pero el problema que existe es que no se sabe ciertamente que incluyen estos costos, si son totales incluyendo los costos administrativos, etc, hace falta tener mas detalle para verdaderamente hacer una comparacion precisa
  • $81 per barrel for Canadian oil sands
  • $70 a barrel for an onshore U.S. field (it ranges from $45 to $95 per barrel, depending on the rate of oil flow)
  • $63 a barrel in the Gulf of Mexico
  • $23 a barrel in the Middle East  , por lo tanto estamos con costos parecidos a los del Medio Oriente que siempre tuvo los costos mas bajos del mundo por la productividad de sus pozos.
  • Venezuela, segun info, de pdvsa, 21 a 23$.
  • saludos, y espero le ayuden estos numeros, nestor g ramirez

el alto costo de produccion del barril de petroleo venezolano.

Los costos de producción por barril, cuando le incluyes todos los sobrecostos de administracion, costos generales, etc, sube mucho, va de un costo por barril a boca de pozo de 11$/b, sube a 20/25$ el costo por barril final en puerto de embarque, total nuestros costos son demasiado altos comparados con otros países productores, inclusive donde los impuestos son mas elevados, como Pemex, petrobras, etc.
esta info la obtuve del bank of america que reviso los estados financieros de pdvsa.